Ministros, viceministros, representantes de organismos de cooperación internacional y especialistas en el tema de restauración de diferentes partes del mundo participaron el pasado 20 de agosto en la primera reunión Bonn Challenge Latinoamérica 2015, evento que fue inaugurado por el Presidente de la República, Prof. Salvador Sánchez Cerén.


Este encuentro sin precedentes en El Salvador reunió a los ministros y las ministras de Ambiente de Centroamérica y República Dominicana, y ministros representantes de países líderes regionales en restauración de Suramérica, África y Asia. Así mismo, una delegación de alto nivel de la República Federal de Alemania y del Reino de Noruega.


De igual forma, participaron  delegaciones de alto nivel del Instituto de Recursos Mundiales (WRI), del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), organizaciones no gubernamentales internacionales como el Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) y representantes de bancos internacionales.


El Desafío de Bonn, conocido como Bonn Challenge, es una iniciativa mundial impulsada por los Gobiernos de Alemania y Noruega, lanzado en septiembre de 2011 en la ciudad alemana de Bonn, con el objetivo de restaurar 150 millones de hectáreas de tierras degradas y deforestadas en todo el mundo al año 2020.


Debido a la importancia del Bonn Challenge para la restauración de ecosistemas en todo el planeta; El Salvador solicitó ser la sede de esa histórica reunión, la cual fue apoyada técnica y financieramente por la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH, a través del Programa Restauración de Paisajes de Centroamérica  (REDD+ Landscape/CCAD-GIZ)


Durante el encuentro, la Ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador, Lina Pohl, presentó los avances logrados con las distintas iniciativas y propuestas nacionales de restauración, con las que se contribuirá a la meta mundial, así como para establecer un diálogo sobre los medios de implementación requeridos, en particular el fortalecimiento de capacidades nacionales y el financiamiento.


El compromiso de El Salvador es restaurar un millón de hectáreas, es decir, 10 mil kilómetros cuadrados o lo equivalente a la mitad del territorio salvadoreño.

El Salvador, sede de la primera reunión del

Bonn Challenge Latinoamérica 2015